“Guardiola total” o nada

La calidad siempre me ha parecido fascinante. Y ahora me alegro de ver con cuánta determinación, perseverancia y método el entrenador catalán Josep Guardiola está revolucionando y guiando al éxito al ya consolidado FC Bayer Munich. Y para entrar en materia de inmediato: ¡está ayudando a la compañía (FC Bayern Munich) en su proceso de internacionalización!

Por lo tanto, permítanme revisar algunas de sus cualidades, que tanto en el caso de Guardiola como en el proceso de internacionalización de una empresa, sólo puede llevar al éxito a largo plazo:

Amplitud de miras: Ya en sus días como jugador en Italia, Guardiola aprendió rápido y demostró que uno necesita mostrarse plenamente abierto y adaptarse a la realidad local sin renunciar a su propia identidad.

Capacidad de aprendizaje: La amplitud de miras es el primer paso para alcanzar una óptima capacidad de aprendizaje. Dado que, cuando te instalas en un país desconocido, es la habilidad necesaria para aceptar las nuevas circunstancias tal y como son mientras éstas escalan peldaños en nuestro marco de experiencias y percepciones. Todo ello, al final del día, significa progresión, sin la cual ninguna empresa puede sobrevivir.

Conocimiento de idiomas: el aprendizaje constante es un concepto básico, donde, en un proceso de internacionalización, las habilidades lingüísticas son ante todo las más importantes. No solamente porqué la comunicación sea esencial en tu entorno, sino también porque el lenguaje representa la piedra angular de la cultura y por lo tanto, del mercado del país al que exportamos. Cuando Guardiola se dirige a los periodistas en alemán en la rueda de prensa posterior a un partido, uno no puede hacer otra cosa que admirarlo, por su destreza con el lenguaje, su actitud y su profesionalidad.

Humildad: En sus discursos sale a relucir esta faceta, una virtud muy escasa en el mundo de hoy. La decencia, la visión y la reflexión se relación con una inmensa humildad, una combinación inherente solo a las grandes personalidades.

Liderazgo: Guardiola da indicaciones claras, es constante y riguroso, y se posiciona de forma incondicional del lado de sus jugadores. Pero también pide ¡rendimiento! Esto genera credibilidad y al mismo tiempo germina valores morales, características esenciales en toda empresa.

Excelencia: Esta capacidad de liderazgo aporta calidad, ambas características de las empresas de éxito y al mismo tiempo son motor de crecimiento y de la competitividad internacional.

A Guardiola se le respeta en tanto que ha demostrado ser una persona que hace honor a sus valores, un líder indiscutible y que probablemente alzará al FC Bayern Munich hacia nuevas dimensiones. Soy consciente de estar confesando mi condición de fan de la excelencia, pero también del FC Bayern Munich y de Josep Guardiola.

En relación a esta simpática analogía, mi consejo a las empresas exportadoras es o “Guardiola total o nada”, ya que con cosas a medias no se ha llegado nunca muy lejos.

2 Respuestas a “Guardiola total” o nada

  1. Estimado Marc,
    completamente de acuerdo contigo. Creo que tiene los valores precisos para triunfar con honestidad y valentia , valores tan escasos hoy en dia y tan necesarios.
    Es sin duda un ejemplo a seguir y que demuestra que el mundo no tiene fronteras.
    Un abrazo

  2. “Con cosas a medias no se ha llegado nunca muy lejos”, ¡qué gran verdad!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


− 1 = 6

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>